Fotos de animales

Fotos de animales: tuscasasrurales/CC BY-ND 2.0

Galería de imágenes, con multitud de especies que integran el reino animal o animalia.

Bienvenidos a nuestra sección dedicada a temática relacionada con fotos de animales, en este sitio podrá encontrar numerosas galerías con sorprendentes y a su vez bellas imágenes relacionadas con el mundo animal, fotografias tomadas por profesionales y aficionados especialistas en este sector, muy de moda en los últimos tiempos. También expondremos trucos y consejos para aquellas personas que se inicien a la fotografía con animales.

Como es sabido, es difícil fotografiar animales, sobre todo los que viven en estado salvaje, su dificultad radica principalmente en el hecho de que suelen ser bastante activos, con lo que en muchas ocasiones es necesario anticiparse a la acción, es decir, predecir los movimientos del animal para así lograr buenas fotos de animales.

Muchos fotógrafos se especializan en esta materia, que no está exenta de atractivo y acción. Igualmente es una buena opción como medio de vida, para aquellas personas que les guste fotografiar animales y el propio contacto con la naturaleza.

Dónde fotografiar animales

Se pueden fotografiar animales prácticamente en cualquier lugar, es decir, como seres vivos y en función de la especie se encuentran dispersados en multitud de lugares, espacios y ambientes. Si damos un paseo en el entorno urbano o adentrándonos en la naturaleza, nos sorprenderá la cantidad de fauna que podemos avistar y lograr buenas fotos de animales.

Por consiguiente, esta actividad se puede realizar de diferentes maneras, bien en aquellos lugares donde transitan en libertad o por el contrario en áreas o recintos de albergue de animales, como puede ser un zoo o los modernos parques naturales que acogen gran variedad de animales en semilibertad, en estos casos se recrea ambientes acogedores para que su hábitat se adapte, en la medida de lo posible, a las zonas donde transitan en estado salvaje, a modo de ejemplo citamos el parque de Cabárceno, ubicado en Cantabria, España.

Existen multitud de especies o seres vivos integrados en el reino animalia, con lo que la fotografía ha de adaptarse al lugar y tamaño del animal que se pretende fotografiar, quizás las fotos submarinas son las más dificultosas y limitadas, principalmente por los medios económicos que se precisan en la compra de un buen equipo  fotográfico, incluso es necesario estar dotado de buenas condiciones físicas para así poder adentrarse en el fabuloso mundo de la fotografía submarina, aunque siempre existen otras alternativas como las fotos realizadas a peces de acuarios.

El tamaño en las fotos de animales sí importa, sobre todo si nos disponemos a realizar fotos a pequeños insectos, en general a especies de dimensiones diminutas, en estos casos es necesario un buen enfoque a la vez que se precisan lentes de aproximación; la macrofotografía reúne a un gran número de personas motivadas en captar imágenes en las que los detalles juegan un valor muy importante, ya que normalmente suelen pasar desapercibidos o son de imposible percepción por el ojo humano , por esa razón es una técnica muy utilizada en el campo de la biología.

Las fotos de animales: conocer a la especie

Sin duda el conocimiento de la especie es un factor clave para lograr el fin perseguido por el fotógrafo, es decir, la captura de buenas fotos de animales. Conocer a la especie es fundamental, pues de esa manera sabremos un poco más a cerca de su comportamiento y nos sirve de guía para lograr una imagen exitosa, de lo contrario se nos puede complicar y por supuesto se tardará más en fotografiar al animal.

En definitiva, es importante conocer los hábitos y costumbres, de esa manera podremos orientarnos sobre su zona de hábitat natural. La paciencia, saber esperar el momento oportuno para la toma de fotos, también son factores que redundarán positivamente para el buen éxito de fotos de animales, ya que se trata de que el animal se acerque al fotógrafo, no molestarlo, ni dirigirse bruscamente hacia él, de lo contrario se asustará, probablemente huya del lugar y arruinaremos la fotografía. Una buena alternativa es estudiar con antelación el lugar, buscar un área óptimo para realizar fotos e incluso construir un refugio o hides, disponer de camuflajes o barreras infrarrojas, una serie de accesorios que serán de gran ayuda para pasar desapercibidos y conseguir buenos planos para las correspondientes tomas de fotos de animales.

Realizar fotografías en estado natural y orientado hacia especies de animales supone adentrarnos a un entorno salvaje, somos intrusos para el animal, un obstáculo a tener presente, pues la cercanía para la toma de fotos es importante para obtener buenas fotos de calidad.

La fotografía de mascotas

La fotografía de mascotas es divertida pues tienes a tu alcance a un animal doméstico que es fácil de fotografiar, siempre que se tenga conocimientos relacionados con mascotas y su manipulación, ya que se trata de que la mascota se encuentre relajado o en el caso de presentar conductas que le puedan estresar, saber reaccionar para conseguir que se calme y poder captar una imagen espectacular, no se le puede obligar, es preciso parar la sesión y reanudarla cuando se encuentre en mejores condiciones.

Los accesorios para fotos de animales mascotas son menos costosos que los de fotografía salvaje, básicamente será necesario un trípode, un objetivo 70-20 mm, aunque si la foto es de interior será necesario disponer de algunos flashes de mano con sus correspondientes soportes.

Cuando hablamos de fotografía de mascota, el número es amplio sobre todo en los últimos años, en la que ha habido un aumento espectacular de especies exóticas: tortugas, serpientes, aves exóticas, micromamíferos, etc. Por lo que no viene mal un conocimiento de los hábitos que presenta la especie en cuestión a fotografiar.

Equipo para fotos de animales salvajes

Posiblemente adquirir un buen equipo para fotos de animales salvajes no está al alcance de cualquier persona, ya que se precisa de equipos y accesorios que suelen tener un precio considerable en el mercado. Mencionamos los más relevantes del sector comercial, aunque iremos ampliando información en otros artículos que abordaremos más detalladamente.

Teleobjetivo: un objetivo largo permite destacar al animal del fondo, más nitidez, se centra mejor la atención del sujeto y los demás elementos que conforma la imagen quedan en un segundo plano.

La velocidad del autofoco es muy importante, el enfoque automático es muy ventajoso en fotos con animales dado la complejidad que suponer fotografiar a la fauna, el enfoque manual se utiliza en casos más excepcionales.

Cámara réflex: es la cámara fotográfica de elección para realizar buenas fotos de animales, especialmente por su gran calidad y versatilidad, existen diferentes marcas y modelos, todo depende del presupuesto que tengamos pensado asignar a esta partida.

Elementos que no deben faltar: Mochilas con paneles solares, una solución para la carga de baterías, también encendedor coches, llevar varias baterías de recambios, sin se nos agota accidentalmente las baterías habremos arruinado un día de trabajo.

Posaderos: la construcción de posaderos facilita la realización de fotos de animales, especialmente las aves. Un tubo de corta longitud y con el extremo final acabado en punta permite su anclaje en la tierra, en la parte superior podemos introducir alguna rama y de esa manera tendríamos un elemento de utilidad para sacar el máximo provecho a aquellas fotos en el que el protagonista va a ser un pájaro.

Señuelos: fácilmente adquiribles en el mercado, sobre todo en tiendas especializas en accesorios de caza, también nos van a facilitar el acercamiento al animal que pretendemos fotografiar.

Alimentos a modo de cebos: es una buena opción para atraer a los animales, aguanta más tiempo si están entretenidos con la ingesta de alimentos y sin duda repercute positivamente para la toma en fotos de animales salvajes.

Bean bag: bolsas construidas con tela, en su interior y si son confeccionadas de forma casera, se introduce semillas, como garbanzos, habas, etc., son muy útiles para el apoyo de la cámara en situaciones en los que no se puede utilizar el trípode, por ejemplo, fotos de animales desde la ventanilla del coche, encima de una piedra o pared, etc. Son cómodas e imprescindibles, además en muchas ocasiones, el propio animal se puede presentar momentáneamente, sin extrañar nuestra presencia, facilitando el apoyo de la cámara y su ulterior foto.

Bebederos: en verano, se puede improvisar construyendo bebederos para lograr que los animales puedan beber agua, lo más práctico es adquirir recipientes de plásticos en los que se introduce agua, se adornan con elementos de la naturaleza para que el objeto tenga una apariencia más natural.

Refugios o hides: sin duda es una buena opción para ocultarnos en parques naturales, podemos encontrar algunos ya instalados, de lo contrario, es necesario adquirirlos en el mercado, generalmente están confeccionado con materiales de camuflajes, son de fácil montaje y están provistos de oquedades que facilitan la visión y una cómoda colocación de la cámara.

Cintas de camuflaje: suponen un elemento importante para que partes del equipo a utilizar puedan camuflarse y pasar más desapercibido para el animal.

Redes de camuflajes: este tipo de redes fácilmente adquiribles en tiendas especializadas de caza son muy prácticas en la medida que ayudan al camuflaje del trípode u otros elementos artificiales, o a fijar, seleccionar e incluso aislar determinados elementos del entorno. El sistema “tumbing” permite camuflarnos con este tipo de red y hacer fotos de animales en paralelo, sobre todo si es preciso estar inclinado o tumbado en el suelo, pues desde lo alto la foto no quedaría bien; son posiciones incómodas, especialmente si el suelo está demasiado húmedo o con barro, para aislarlo podemos recurrir también a colchonetas acolchadas, que ayudaran a permanecer más tiempo en esa posición.

Capulina de camuflaje: una buena alternativa para ocultar la figura humana y pasar desapercibido frente a los animales. En determinadas situaciones, como zonas rocosas, malezas, etc., permiten adentrarnos cómodamente en el entorno ante la dificultad que supondría instalar un refugio o hide.

Otros materiales: pinzas para sujeción, navaja para la manipulación y corte, pequeños alicates, sillas…, es obvio que a medida que el aficionado se proponga realizar excursiones en un entorno natural para fotografiar animales, le surgirán nuevas necesidades que deberá anotar, de esa manera ampliará su catálogo y podrá dotarse con un equipo lo más completo posible.

Cursos de fotos de animales

Los cursos de fotos de animales ayudan a perfeccionar e incluso conocer el mundo de la fotografía animal, también los cursos relacionados con paisajes, naturaleza, etc., son de utilidad para complementar un buen trabajo, dentro de esta gama de cursos también existen aquellos más especializados en mascotas. En el mercado no existen demasiados cursos específicos en esta materia, pero aquellos generales para el manejo de cámara y utilización de accesorios o los ya mencionados de naturaleza, son un buen comienzo para iniciarse en el mundo de la fotografía de animales.